Header for 'Animacion' saved
Header for 'Apple' saved
Header for 'Arte' saved
Header for 'Asi es la vida' saved
Header for 'Audiofilia' saved
Header for 'Betobeto.com' saved
Header for 'Caprichos' saved
Header for 'Cine' saved
Header for 'Comics' saved
Header for 'Diseño' saved
Header for 'El Mundo' saved
Header for 'Frases Lapidarias' saved
Header for 'Gadgets' saved
Header for 'Internet' saved
Header for 'Musica' saved
Header for 'Proyectos' saved
Header for 'Publicidad' saved
Header for 'Tiquicia' saved

Nota Completa

Internet

Las “superestrellas” del Web 2.0

9 de Febrero, 2006

El universo Web 2.0Era solo cuestión de tiempo antes de que a alguien se le ocurriera esta idea. Un usuario de Flickr reunió en un collage todos (o casi todos) los logotipos de compañías notorias por ser parte de eso que algunos diletantes de la red han dado en llamar “Web 2.0”. Algunas de ellas, como Blogger, son viejos conocidos de la “primera ola” de los puntocom (¿o deberíamos llamarla “Web 1.0”?), pero la gran mayoría se conforma de empresas o iniciativas las cuales hace un par de años ni siquiera existían. ¿Simboliza esto acaso que estamos ante las puertas de una nueva burbuja? ¿Cuántas de estas compañías estarán en camino de convertirse en la próxima boo.com?

Hacer clic para ampliar en flickr.com

Hace algún tiempo tenía ganas de tener una excusa para verter mi opinión personal sobre todo este fenómeno de la Web 2.0. Siendo alguien que trabaja en el sector, debería estar entusiasmado como nadie por esta “nueva ola” de negocios en la red… ¿no? Más que sentarme a escribir una cátedra sobre el asunto (para lo cual no tengo ni tiempo ni ganas), he aquí algunos puntos a vuelapluma que sumarizan las impresiones generales que ha dejado en mí la tal Web 2.0:

  • Web 2.0, en esencia, significa ser comprados por Yahoo. (O Google. O Microsoft. O cualquiera que sea capaz de ofrecer un cheque en blanco para financiar proyectos de dudosa rentabilidad y planes de negocios escritos en servilletas).
  • Web 2.0 es también sinónimo de “Beta perpetuo”. No hay que buscarle mucho; basta el caso de aplicaciones como Gmail — a casi dos años de su lanzamiento y adopción masiva mundial, a juzgar por su logo en Google lo siguen considerando una “beta”. Lo patético del asunto llega a tal punto, que ya pareciera que la palabrita “beta” es un factor de diseño a considerar en la creación de un logotipo para una compañía “2.0”. “Beta”, por supuesto, es la excusa perfecta para lavarse las manos en caso de que algo falle en la aplicación y todos los datos que les has confiado se vayan al carajo. “Oops, sorry, we’re in beta”… “Beta this, bitch!”…. Lo cual nos lleva a otro punto…
  • Web 2.0 significa pompa y circunstancia inversamente proporcionales al valor agregado real de lo que se anuncia. Al paso que vamos, sólo nos falta ver un sitio Web 2.0 que prometa generar la paz mundial con un framework a base de puro Ajax y Ruby on Rails. Con escasas excepciones, la gran mayoría de sitios-aplicaciones que se agrupan bajo la bandera del Web 2.0 pueden resumirse en una ‘frase lapidaria’: “Soluciones huérfanas de problemas”.
  • Web 2.0 significa un nombre abstracto de ocho letras o menos, no importa cuán estúpido suene o sea. Tendencia que se deduce de lo que se ve y oye:Vizu, Oyogi, Shozu, Writely, Simpy, Flickr, Gtalkr,Sqishr, Frappr, Gabbr y otros 435.232 nombres terminados en “r”, suficientes para declarar una veda permanente al registro de cualquier nombre que termine en esa letra y sin ser antecedidos por una vocal.
  • Web 2.0 significa diseño para preescolares. Los bordes redondeaditos, las letras grandototas y las interfaces minimalistas y de pocos elementos en pantalla (para no aterrar a los novatos de Internet) son lo que está de moda. No tengo nada en contra de este tipo de diseño, solamente no me deja de ser curioso cómo el mismo se ha convertido en una constante a través de este tipo de sitios. Son la antitesis del diseño intrincado y pixelados a más no poder, tipo K10K, que estuvo tan de boga durante la ahora llamada Web 1.0.

La verdad, mejor dejémoslo aquí… no quiero terminar por darme la imagen de un anti-web 2.0. Realmente no podría. La revolución a nivel usuarios y datos que estas nuevas aplicaciones permiten no puede ignorarse así de fácil. De hecho yo mismo soy un adicto a del.icio.us y tengo una cuenta pro en Flickr que uso cada muerte de obispo. Pero sí siento que los artífices del Web 2.0 debieran concentrarse menos en el hype y la autofelación mental que permea mucho de lo que se ve bajo este toldo, y más en producir aplicaciones web que sean tanto o más robustas que las comunes de escritorio, que sean realmente útiles y que llenen verdaderas necesidades de los usuarios de Internet (o al menos, dar la imagen de que efectivamente así lo hacen), si no quieren convertirse en los protagonistas del estallido de la segunda burbuja. Con menos pompa y más trabajo… digo yo, eh…

Posdata: A esa lista es muy probable que haya que agregarle el nombre de MeasureMap, a la cual, según las malas lenguas, Google ya está “haciendole ojitos”. Sin duda alguna Jeff Veen, Lane Becker y los demás “cerebros” de Adaptive Path deben estar ya frotándose las manos ante la perspectiva de unas vacaciones vitalicias en las Bahamas…

Aún no hay comentarios.

Si te interesa dar tu opinión sobre este artículo, utiliza el formulario a tu derecha.

Trackbacks

No existen trackbacks registrados para esta anotación. Si tienes un weblog, puedes enlazar a esta anotación por trackback con la siguiente dirección:
Trackback URL para “Las "superestrellas" del Web 2.0”

Buscar entre los apuntes

Más de 967 apuntes escritos desde mayo del 2003.

Subscribirse a esta página

Recibe el betolog en tu lector de RSS favorito, utilizando el siguiente enlace:

Si usas alguno de los siguientes servicios de lectura RSS, utiliza los enlaces para agregar betolog a tu servicio favorito automáticamente.

Ver apuntes mes a mes

Ver apuntes por categoría