Header for 'Animacion' saved
Header for 'Apple' saved
Header for 'Arte' saved
Header for 'Asi es la vida' saved
Header for 'Audiofilia' saved
Header for 'Betobeto.com' saved
Header for 'Caprichos' saved
Header for 'Cine' saved
Header for 'Comics' saved
Header for 'Diseño' saved
Header for 'El Mundo' saved
Header for 'Frases Lapidarias' saved
Header for 'Gadgets' saved
Header for 'Internet' saved
Header for 'Musica' saved
Header for 'Proyectos' saved
Header for 'Publicidad' saved
Header for 'Tiquicia' saved

Nota Completa

Asi es la vida

Reflexiones de solsticio

25 de Diciembre, 2005

solsticioY así de nuevo, entre la gula festiva de Navidad y las vacaciones / guarolimpiadas de fin de año (los que las tienen, dichosos) asistimos sin invitación previa a los eternos rituales con los cuales cerramos un año y volvemos a abrir otro. Una vez más y (¿desde la ultratumba?) Tony Camargo nos recita ad nauseam cómo no olvida el año viejo porque le ha dejado cosas muy buenas como una burra negra una yegua blanca y una buena suegra… será a él, porque para la mayoría de los ticos los últimos cuatro o cinco años al menos son épocas que más bien quisiéramos olvidar. Por cierto, ¿cómo es posible que en más de cincuenta años no haya sido posible concebir otra canción para despedir el año?

* * *

Recuerdo vivamente una noche de Año Nuevo hace veinte años en el pueblo de mi familia materna. Toda la familia se reunió en un taller mecánico propiedad de un tío para celebrar, y desde entonces la voz dramática del locutor de Radio Reloj y el incesante clack clack del famoso ídem del estudio se entretejían con la cumbia y los “mosaicos” de rigor: Faltan 15 minutos para las 12… Comenzaba el conteo final: 9…8..7…3..2… y de repente el pandemonium, el delirium tremens: una voz cuasiorgásmica retumbaba desde el parlante: ¡Feliz Año 1986!. Todos abrazándose, llorando y riéndose a la vez en un summum delirante. Las sirenas ululaban como si fuera el Armagedón, mezclándose con ellas, el Ave María, seguido del Himno Nacional, y el incesante reventar de miles de petardos, silbadores y luces de bengala por al menos un par de horas más. En esos tiempos yo era un chiquillo de once años y la verdad nunca había estado despierto —que yo recuerde— pasadas las doce. Supongo que en su momento fue algo único, raro, extasiante. Hoy más bien es raro el día en que me duerma antes de esa hora, y no es exactamente por insomnio.

* * *

Los expertos en el tejemaneje político nacional dicen que hoy estamos cosechando los “frutos” del modelo de economía neoliberal mal aplicada que comenzó más o menos a principios de los ochentas, con las consecuencias que hoy día conocemos todos los costarricenses. Sin embargo me parece que no es solo nuestra política la que se estancó. Hoy por hoy, San José es una ciudad con precios de Barcelona y calles de Calcuta. El resurgimiento del avenidazo y de los “resucitados” del chiqui chiqui en el top ten nacional me hacen pensar que hay muchos entre nosotros que quieren pretender ilusoriamente que los últimos veinte años simplemente no sucedieron. Tal vez sea hora entonces de sacar del ático los blusones de fajones fosforescentes y hombros anchos y los jeans ácido wash.

* * *

Los diarios y los telenoticiarios se solazan estos días sacando especiales con “lo mejor”, “lo peor”, “lo más impactante”, “lo…” del 2005, como si en años anteriores no hubieran ocurrido desastres naturales, muertes, guerras y estupideces políticas peores. Cómo se echa de menos que sacasen del anonimato a aquellos que en medio de toda la adversidad que nos rodea y que gana titulares de prensa contribuyen a hacer de éste un mundo un poco más soportable.

* * *

Los comicios presidenciales de febrero próximo serán quizás los primeros en la historia nacional en que la gente no votará por un candidato favorito sino por el “menos peor” de la mediocre lista que nos ofrecen. Agreguémosle al estancamiento cultural lo que nos dicen las encuestas y el panorama nacional va acercándose más a las fantasías más delirantes de Nietszche y su eterno retorno. Yo por mi parte intentaré aprovechar mis tres minutos de voto en algo más constructivo, como hacer un collage tipo guerrilla art en tiempo récord con las papeletas. Todo sea por ejercer la libertad de expresión, mientras nos quede alguna.

* * *

Y bueno, yo no escapo tampoco a la manía de hacer promesas en Año Nuevo. Incluso tengo la costumbre de escribir esas “resolutions” en un papel, como a manera de tenerlas como testimonio para que, alrededor de estas fechas, las vuelva a leer y compruebe cómo el noventa por ciento de ellas no llegaron a lograrse. Con los años he llegado a concluir que la clave parece ser proponerte muy pocas metas, pero que sean 100% realizables y accionables. Esa palabrita de “accionables” me recuerda ver si termino de leer el bendito Getting Things Done y ver si me convierto en el as de la organización que todos los seguidores de ese libro dicen ser.

* * *

Y antes de que se me olvide… ¡Feliz Festivus para todos!

3 comentarios en lista

Enlace medea

felices fiestas!

que varas con la susodicha canción.. el mae hará plata de las regalías acaso?

por dicha no nos recetan los albumes navideños de los artistas pop del momento. Creo que me quedo con la yegua blanca de tony camagro a britney spears cantando jingle bells.


#1/26 de Diciembre, 2005
Enlace itzpapalotl

ad nauseam. nunca se me habría ocurrido una descripción más apropiada del fenómeno tony camagro.


#2/26 de Diciembre, 2005
Enlace Francisco Duran

A mí, no solamente la canción sino que todo el fenómeno consumista de la época, me ponen de un huevo. Sin embargo, si hay algo que se puede rescatar de la fecha, es que toda la vida he tenido vacaciones, aunque las tenga que sacar de las vacaciones corrientes. Por eso me hago el loco con las cancioncitas y con toda la catarsis de la época y yo solamente, me pongo a descansar o a hacer lo que me pele. Disfrutando porque sé que muchos no tienen este privilegio.

Y pues nada, espero que tus metas se te cumplan en este próximo año. Yo también a veces las escribo y justamente he estado con lo de mi página en estos días. A veces me da la impresión de que se va pareciendo un poco a la tuya, pero es mera coincidencia porque yo tengo mis dibujitos en papel desde hace un año de cómo la quiero, y caramba, cómo me ha costado. Tal vez solamente sea una prueba de eso que dicen: “great minds think alike”.


#3/27 de Diciembre, 2005

Trackbacks

No existen trackbacks registrados para esta anotación. Si tienes un weblog, puedes enlazar a esta anotación por trackback con la siguiente dirección:
Trackback URL para “Reflexiones de solsticio”

Buscar entre los apuntes

Más de 967 apuntes escritos desde mayo del 2003.

Subscribirse a esta página

Recibe el betolog en tu lector de RSS favorito, utilizando el siguiente enlace:

Si usas alguno de los siguientes servicios de lectura RSS, utiliza los enlaces para agregar betolog a tu servicio favorito automáticamente.

Ver apuntes mes a mes

Ver apuntes por categoría